La Población Privada de la Libertad (PPL) debe someterse a una rehabilitación y reincersión al servicio de la sociedad, manteniendo vigilancia de DD.HH y Derechos Laborales.

Las alarmantes cifras de hacinamiento que se viven en las diferentes cárceles del país obligan a replantearse y subsanar varias de las problemáticas que se tienen al interior de los centros
carcelarios; por ejemplo, 67 establecimientos carcelarios están en hacinamiento, 37 con cifras muy cercanas para serlo y una sobre oferta de más del 20%, con una población total de 97.360
internos en todas las cárceles del país. A lo anterior, se suma que, según cifras del INPEC, de las 72.884 condenas intramurales presentadas hasta marzo del 2022, el 22,41% fueron de
reincidencia especialmente por delitos como el hurto y fabricación, tráfico y porte de armas.


A pesar de tener programas dentro de las cárceles con el objetivo de realizar procesos de resocialización, al revisar estas cifras de reincidencia, se observa que la política carcelaria y su
administración no han logrado dos de sus más importantes objetivos: la reinserción y rehabilitación de los reclusos, razón por la cual, se hace necesario hacer seguimiento y control
político a este tipo de programas que son financiados por los bolsillos de los colombianos, teniendo en cuenta que cada interno le cuesta mensualmente al Estado en promedio 2,2 millones
de pesos. Es decir, con lo que nos cuesta una persona privada de la libertad, podríamos pagar dos salarios mínimos.


Nuestra propuesta, radica en que al igual que países como Estados Unidos o Brasil, el trabajo penitenciario se enfoque en generar un impacto directo en el desarrollo del país, mientras se va
dando ese proceso de resocialización. En otras palabras, que los internos tengan una participación directa en la construcción de vías, viviendas de interés social, nuevas zonas
portuarias (Conpes 3744 del 2013) o cualquier otra obra, que permita suplir las deficiencias en infraestructura que generan grandes dificultades para la competitividad del país (Cámara
Colombiana de la Infraestructura & SENA, 2017)1 Si tenemos en cuenta que algunas de las causas de dicha reincidencia es el desaprovechamiento del tiempo de las PPL, los espacios inadecuados y la precariedad de los programas vinculantes (Moreno, 2020)2. Así pues, teniendo en cuenta la jurisprudencia nacional existente sobre el trabajo penitenciario3, es oportuno fortalecer una estrategia integral para la generación de empleo en las cárceles, que permita avanzar hacia la sostenibilidad y mejoramiento del sistema penitenciario, y también reducir el costo de manutención de los reclusos.

Para lo anterior es relevante pensar este programa de trabajo como una iniciativa que estimule e incentive la cultura del trabajo, y combata el ocio en los lugares de privación de libertad. Por
eso, somos enfáticos en que, atendiendo avaneces en el marco nacional e internacional existente, el propósito de incorporar este tipo de trabajo es que los reclusos adquieran una mayor
experiencia y conocimiento en labores, que vayan más allá de actividades artesanales o de servicios, incorporando actividades de construcción y mano de obra que aporten para su vida.
Además, como lo señala la UNOC en su Hoja de ruta para la elaboración de programas de rehabilitación en las cárceles. Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito: “se
determinen las condiciones de trabajo más optimas, remuneración y participación del sector privado y público”.


Como resultado de este porgrama, y del control político que desde el Congreso puede hacerse, se generarán ingresos al sistema penitenciario, logrando que sea autosistenible y que los PPL
durante su proceso de resocialización, reciban una remuneración económica por su trabajo y de esta manera puedan aportar significativamente a sus familias.

1 Cámara Colombiana de la Infraestructura & SENA (2017) Estudio de caracterización del sector de la infraestructura de Transporte https://infraestructura.org.co/documentos/economicos/ESTUDIO%20DE%20CARACTERIZACI%c3%93N%20-%20ECONOMIA.pdf
2 Moreno, Ricardo (2020) Fuerza laboral carcelaria: desempleo y miseria en Colombia. REVISTA Intercambio.
Universidad Nacional de Colombia Medellín, pp. 78-100
3 Entre las que se encuentra: Sentencia T-429/10, Ley 1709 de 2014, Decreto 1758 de 2015